iconoclasistas

Iconoclasistas. Dispositivos de investigación colaborativa, mapeo colectivo itinerante, cartografías críticas y recursos pedagógicos para uso comunitario.

Iconoclasistas es un proyecto autogestionado. Cualquier pregunta escribir a iconoclasistas@gmail.com o visitar nuestras redes sociales

Fucsia

Un color curativo, que en la dimensión espiritual está asociado a la ayuda, la bondad y la compasión

Color rojo purpúreo intenso. Nombre inspirado en la coloración de los sépalos de las flores del arbusto Fuchsia magellanica, que abarca más de cien especies y tiene origen americano: casi tres de cada cuatro habitan en los Andes tropicales, y el resto se reparte entre América Central y México, República Dominicana y Haití, Brasil y los Andes meridionales, con una porción diseminada en el Pacífico, Nueva Zelanda y Tahití. Es también conocida como chilco, aljaba, thilco, chilca, chilcón, fiucha, jazmín del papa, palo blanco, pendientes de la reina, o tilca. Es polinizada por colibríes o picaflores que liban su néctar. Un bello poema del chileno Nicanor Parra declama “El vino puede tomarse / en plata, cristal o greda / pero es mejor en copihue / en fucsia o en azucena”.

Se dice que el nombre lo inventó un renacentista, el botánico alemán del siglo SVI Leonhart Fuchs. En 1858 un químico de Lyon descubrió el colorante “fucsina”, utilizado para teñir lanas y sedas, y, a pesar de su toxicidad, también empleado para colorear vinos. En 1859 surge el sinónimo “magenta”, en alusión a la sangre derramada en la batalla entre los ejércitos franco suizo y austríaco, ocurrida en el norte de Italia. Actualmente se la emplea en bioquímica y medicina para realizar tinciones en preparados histológicos.

Es el color que representa al movimiento social feminista “Ni Una Menos”, surgido en Argentina en 2015. Ha tenido un uso ritual y ceremonial ancestral por parte de pueblos originarios de todo el continente americano. También atesora propiedades medicinales asociadas al tratamiento de afecciones orales, reumatismo y artritis, y hemorragias internas post parto. En su uso decorativo, da un toque de alegría, entusiasmo y energía. 

La diseñadora de moda italiana, Elsa Schiaparelli, lo llamó rosa shockeante en 1937. Con una mezcla del rojo subido con el violeta, y en un espectro amplio de rojo púrpura a púrpura saturado, brilla en purpurinas y mejillas pasionalmente coloreadas

Compartir